2010 La InHumana

FRAGMENTO SONORO DE LA INHUMANA by VILA/RADANO

El rayo no puede cambiar el destino ¿Por qué no? Porque el rayo forma parte del destino mismo. ¿Para qué sirven, pues, las expiaciones y sacrificios si el destino es inmutable? Permíteme defender la rígida escuela de aquellos que excluyen estas ceremonias y solamente ven en los votos que se dirigen al cielo consuelos de mentes enfermas. Por otros caminos se realiza el destino; ninguna plegaria llega hasta él, ni hay piedad ni ruego que lo ablanda. Irrevocablemente sigue su carrera, continuando el impulso primero hasta el término que se le ha prescrito.

Así como las rápidas aguas del torrente no retroceden, ni se detienen jamás, porque las que vienen detrás empujan a las que van delante, así también la cadena de los acontecimientos obedece a la rotación eterna del destino, cuya primera ley es permanecer fiel a sus decretos. ***SENECA***Cuestiones naturales*

***photo by Charly Borja**

LA INHUMANA/MORALITY

“Vivimos en una época de profunda Decadencia. El único Antídoto que nos queda para combatir esta crisis es la capacidad de Soñar.”VINIENNE WESTWOOD”

**photo afiche by Eduardo Salvador Torres/Cover Art Mariano Peralta***

*

MIÉRCOLES 8 DE SEPTIEMBRE DE 2010

EL FUTURO ES HOY

La Inhumana en el CCC

 Alejandra Radano presentó su primera obra de autor. Desde una estética futurista, la actriz despliega todo su potencial artístico. Dará sólo 16 funciones. La entrevistamos.
Lo que se trajo la Radano para estrenarse como directora es una verdadera conjunción de artes. Usa el teatro musical como género contenedor y el discurso del slapstick para crear un montaje escénico donde la segmentación y la edición son fundacionales.
La obra nace de un guión sonoro mixto cuya impronta es la canción italiana, el tango y el rock de Nina Hagen. “Es una banda sonora muy cercana al film porque la música está entrelazada con ambientes”, cuenta la actriz, que construyó esta sonoridad junto con Diego Vila. La banda musical es electrónica (la autora la bautizó “música sintética”). Queda para el vivo la voz de la Radano que agrega, a cada canción, un sello muy personal. Con todo, el guión sonoro es un universo musical variado que da lugar al resto de los elementos de la puesta. Uno de ellos es el diseño de luces que, en La InHumana, cumple funciones argumentativas fundamentales. Además de interactuar con algunos de los intérpretes como si fuese una protagonista más, la luz delimita espacios visibles, consigue el clima necesario en cada escena, cambia el tinte y el sentido escenográfico y desata, por momentos, recursos luminosos muy efectistas. Siempre en el marco de una estética futurista y austera, sin objetos ni decorados. En este sentido, la escenografía es una original propuesta plástica, dibujada en el suelo y transformada constantemente por el juego de luces.
La InHumana es un acertijo que no deja adivinarse de antemano, cada grano de sentido cae en el momento preciso, como si fuese un reloj de arena. Así irrumpe, en determinado momento, una obra invitada dentro de la obra madre. Se trata de Joan Crawford, del coreógrafo Pablo Rotemberg, una propuesta novedosa –y obsesiva- en su composición coreográfica, un trabajo de relojería que sorprende con su danza contemporánea de vanguardia. Para el artista, “la idea de incluir un fragmento de un trabajo mío en la obra de Alejandra fue una idea muy interesante porque, además, tenía ganas de trabajar con ella, a quien admiro”. La obra de Rotemberg fue originalmente creada para el Ballet Argentino que dirigen Julio Bocca y Ricky Pashkus. “A comienzos de este año descubrí la enorme figura de la actriz Joan Crawford. Vi casi todas sus películas y quedé fascinado por su personalidad, su belleza y su talento. Mi obra es una especie de homenaje, donde Crawford funciona como punto de partida para la revelación de un mundo bastante oscuro y particular. Algo así como la sombra de un retrato”, comenta Rotemberg.
Con todo, el concepto de collage como cohesor de sentido es evidente en La InHumana, una construcción artística minuciosa: cada eslabón de la cadena de producción es el resultado de una red semiótica elaborada por discursos artísticos anteriores, disparadores de nuevos sentidos para la directora. Y donde todas las artes participaron. Lo dice ella misma: “el proceso creativo está lleno de evocaciones. Observé a muchos artistas que me interesaban, de hecho este espéctaculo nace de fieles colabroaciones de trabajo como la emprendida con Fabián Luca
director y colaborador con el que trabaje muchos años, su influencia está presente en este trabajo, también  el uso del collage me permitió combinar  que dos o tres realidades pudieran convivir y transformarse en una cuarta realidad”.
Por ejemplo, el título de la obra pertenece al francés Marcel L’Herbier, que en 1924 estrenó “L’Inhumaine”, un filme donde el director defendía las artes decorativas modernas. “Tomo esta causa y, además de que me gusta la palabra ‘inhumana’ como palabra, La inhumana es una mera excusa para defender mi punto de vista, para defender lo que yo quiero contar del teatro musical a través de todos estos años de transitarlo. Es una necesidad de construcción de MI lenguaje”, explica Radano.
Conceptualmente, la obra se sitúa en la arquitectura de Francisco Salamone, el arquitecto siciliano que en los finales de la década del 30 construyó palacios municipales, cementerios, mataderos… más de 60 edificios públicos, su mayoría en la Provincia de Buenos Aires. Comenta Alejandra Radano: “me parece muy sorprendente esa arquitectura y fue algo que necesité hacer. Es parte de este trabajo. Me atreví, con mucho respeto, a interpolar en el afiche que presenta la obra abstracciones de cementerio de Laprida”.
Del lenguaje fotográfico Radano parte de Liliana Porter. “Es una artista visual que me encanta. Busco las briznas de su discurso y, de alguna manera, lo invoco, lo evoco y lo provoco en la obra”, cuenta la actriz y flamante directora. Pero no es todo, Gilbert Garcin es otro marco en la composición de La inhumana. Este artista francés, que ya jubilado descubrió su vocación fotográfica, usó el humor, la ironía y el fotomontaje para desplegar una obra que a la Radano le sirvió de inspiración así como también la motivaron en lo argumental Vivienne Westwood o el periodista argentino Esteban Peicovich.
 Como ella misma define, su “recital iluminado”, o su “velada futurista” es definitivamente, una propuesta que deja claro quién es Alejandra Radano.
La InHumana
Idea y Dirección: Alejandra Radano y Diego Vila
Intérpretes: Alejandra Radano y PuntoWav (Amarella Villoro y Eliwav Liuni)
Obra invitada: Joan Crawford, de Pablo Rotemberg. Intérpretes:Soledad Mangia y Ezequiel Corbalán.
Escenografía e Iluminación: Gonzalo Córdova
Vestuario: Pablo Ramírez
Coreografía: Diego Bros
Creación y Arreglos de la Banda sonora: Diego Vila
En: Centro Cultural de la Cooperación, Corrientes 1543. Viernes y sábados de septiembre y octubre, 0.15 hs. $ 30.
Para BAVOICE XI, septiembre de 2010
**foto afiche Eduardo Salvador Torres/Cover Art Mariano Peralta**

                          **foto afiche Eduardo Salvador Torres/Cover Art Mariano Peralta**

*

Be the first to start a conversation

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: